Ajuntament de Benicarló mucbefoto del mucbefoto del mucbe
Ajuntament de Benicarló Centre Cultural Convent de Sant Francesc     e-mail: correu.mucbe@ajuntamentdebenicarlo.org Valencià | Castellano
CASA SANTA CÀNDIDA

La exposición

Casa tradicional benicarlanda de la calle de Santa Càndida

Inaugurada el viernes 14 de febrero de 2014, a las 19.00 h.

La práctica de la agricultura ha sido esencial para el desarrollo del pueblo de Benicarló

en todas las etapas de su historia. El trabajo en el campo también fue creando una forma de vida y una tipología de arquitectura popular determinada.

Ésta casa es un ejemplo de vivienda típica benicarlanda de finales del s. XIX, conservando

todavía su estructura tal y como era en aquellos tiempos.

Con la visita a ésta casa-museo se pretende rememorar parte de esta cultura agrícola, donde todo el trabajo se hacía de forma manual, y que poco a poco se está perdiendo con el paso del tiempo.

Todos los elementos que podrán visitar dentro de ésta casa han sido donados de forma desinteresada por ciudadanos de Benicarló, gracias a los cuales éste proyecto ha sido posible.

__________________________________________

La Visita

Para visitar la casa se debe realizar reserva previa en el Mucbe, mediante el teléfono 964460448 o bien por correo electrónico: correu.mucbe@ajuntamentdebenicarlo.org

La visita a esta casa de labradores, ejemplo de la arquitectura popular urbana de finales del siglo XIX, nos aproximará a la cultura y tradiciones de Benicarló, desde una óptica actual.

A principios del siglo XX la nuestra sociedad - como el resto de sociedades agrícolas tradicionales- sufrió una transformación incomparable respecto a la historia anterior, de manera que una persona nacida a mediados del siglo XIX vivió una vida muy parecida a la de su pare, pero muy diferente a la del su hijo.

Esta transformación fue consecuencia de los avances científicos y tecnológicos, y en particular de la introducción de la electricidad -y de otros inventos relacionados con ella-, en el ámbito urbano y domestico. Y tuvo como resultado el abandono de las formas de vida tradicionales y la inmersión progresiva en una sociedad plenamente industrial, cada vez más globalizada y homogénea. Las estructuras sociales y culturales tradicionales fueron desapareciendo progresivamente, aunque algunos elementos sociales y productivos, se resistieron la transformación, hasta bien entrado el siglo XX.

El objetivo de la exposición que visitaran a continuación es rememorar una parte de esta cultura, que hasta hace poco tiempo perduró en las costumbres de nuestros padres y abuelos, y trasladarla a la actualidad.


¿COMODIDADES O NECESIDADES ?

En la primera mitad del siglo XX se introdujeron en nuestra vida cotidiana una gran cantidad de nuevos productos y infraestructuras que se hicieron imprescindibles para el ciudadano moderno hasta el extremo que, en la actualidad, nos resulta difícil pensar que alguien pudiera vivir sin ellas. Entre estos inventos están la electricidad, los medios de comunicación de masas -telégrafo, teléfono, radio y más adelante la tele- el water, los desagües o los electrodomésticos, pero también el papel higiénico, las cremalleras o las latas de conservas.

De esta manera, se generó un nuevo mercado de productos destinados al ámbito domestico y a las mujeres en particular. Toda una serie de aparatos empezaron a anunciarse como los "liberadores" de la mujer. Pero, estos nuevos productos ¿facilitaron su trabajo y las convirtieron en mujeres más modernas e independientes? ¿o perpetuaron su rol como amas de casa y esposas devotas, generando nuevas necesidades?


ECONOMÍA AGRÍCOLA: EL VINO DE CARLÓN

Benicarló ha sido históricamente relacionada con la practica de la agricultura, como motor económico que hizo posible su desarrollo. Inicialmente se trataba de una agricultura de subsistencia que fue evolucionando hacia una agricultura comercial, basada en la exportación. Y que vivió una etapa de esplendor en la segunda mitad del siglo XIX con el cultivo de la vid y la producción de vino.

Existen indicios de la producción de vinos en Benicarló desde la Antigüedad, pero no tuvo una verdadera importancia económica hasta el siglo XVI cuando, el conocido como "vino carlon" se convirtió en un producto de exportación muy apreciado en Europa por su cuerpo y sabor y por su capacidad de conservación.

En el último tercio del siglo XIX se produjo un gran aumento de la demanda, consecuencia de la llegada de la plaga de la filoxera a Francia, que acabó con sus viñedos. Y Benicarló se convirtió en la principal exportadora y productora de vinos de toda la comarca.

Este auge exportador supuso una época dorada para la ciudad, tanto económicamente como demográficamente. Las vides ocuparen prácticamente la totalidad del campo cultivado y desplazaron otros cultivos tradicionales como las oliveras.

A principios del siglo XX la recuperación de las vides francesas y la llegada de la filoxera acabaron con esta etapa de auge económico. Después de unes décadas de recesión los labradores encontraron la solución a la crisis en la reconversión hacia la horticultura, conformando un nuevo paisaje agrícola, dominado por los cultivos comerciales de la alcachofa y la naranja.


TRABAJAR EN CASA

En las sociedades tradicionales agrícolas no se diferenciaba entre el lugar de trabajo y la vida doméstica: las herramientas y estructuras agrícolas, así como los animales utilizados para trabajar el campo convivían en un mismo espacio con las actividades cotidianas.

Los lagares son depósitos donde se recoge el zumo de la uva después de ser pisada. Estas estructuras también se utilizaban como almacenes de otros productos agrícolas destinados al consumo de la familia y los animales, como las hortalizas y las algarrobas.

Los animales eran la fuerza de trabajo agrícola y proporcionaban estiércol para los cultivos, además de completar la economía de autoconsumo con productos como los huevos, la carne o la leche.. Era frecuente que las familias de labradores contaran, además de con el macho, con algunos conejos, patos, gallinas, un cerdo, etc.

Los fuertes olores que desprendían la fermentación del vino y la cuadra impregnaban toda la casa.


LA COCINA

La cocina es el centro de la actividad doméstica, en ella es concentra toda la familia y en ella suceden los acontecimientos más importantes. En la cocina confluyen todos los elementos del trabajo y la vida domestica, desde la elaboración de alimentos o la manipulación del fuego, los roles que ocupen hombres y mujeres.

La cocina tradicional anterior al siglo XX, requería de un gran número de objetos que han caído en desuso: el mortero, las jarras, las aceiteras o el botijo entre otros. Además de los utensilios para manipular el fuego y otros objetos destinados a la producción de alimentos que, en la actualidad rara vez se elaboran en casa, como la amasadera para hacer el pan o los instrumentos para la fabricación de embutidos tras la matanza.


LOS ALIMENTOS

La cocina tradicional era sobre todo de subsistencia, hecha con los productos que se tenían a mano, cuando se tenían, y estacional, tanto en el sentido que se aprovechaban los productos de temporada como en el de la vinculación al ciclo festivo religioso.

La diversidad de los productos locales de producción artesanal contrasta con la homogeneidad del mercado actual, plenamente industrializado y globalizado. La introducción de un modelo de cadena alimentaria, basado en la producción industrial tuvo lugar en nuestro territorio en los años 20 del siglo XX, con el aumento de la demanda y el auge económico.


LAS HORAS DE SUEÑO

Las horas de luz se aprovechaban para el trabajo y las habitaciones se utilizaban exclusivamente durante la noche, por este motivo era frecuente que se prescindiera de les ventanas en las habitaciones, al considerarlas innecesarias.

A inicios del siglo XX la moda higienista - surgida de la preocupación de médicos y políticos por la insalubridad de las ciudades y la propagación de la tuberculosis- influyó sobre la arquitectura y el urbanismo. Las ventanas se hicieron más amplias para permitir la entrada de luz y la ventilación, y en las ciudades empezaron a instalarse servicios de evacuación de aguas usadas y agua potable, recogida de basuras, baños públicos, etc.





Documento Idioma Formato Tamaño Actualizado Autor

Fitxa 0 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

Activitat de localització

pdf 1,25 MB 11/02/2014

llujan

Fitxa 1 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

Respecte la Casa tradicional

pdf 555,63 KB 11/02/2014

llujan

Fitxa 2 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

La vida a finals del s.XIX

pdf 47,97 KB 11/02/2014

llujan

Fitxa 3 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

L'agricultura i els animals

pdf 404,81 KB 11/02/2014

llujan

Fitxa 4 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

La cuina

pdf 333,65 KB 11/02/2014

llujan

Fitxa 5 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

Les alcoves

pdf 42,26 KB 11/02/2014

llujan

Fitxa 6 de l'alumne de la Casa tradicional del carrer de Santa Càndida

L'arquitectura popular

pdf 1018,35 KB 11/02/2014

llujan

Quadern didàctic del professor de la Casa trdicional del carrer de Santa Càndida

pdf 41,05 KB 11/02/2014

llujan

Creado por david el 18/08/2017
Sugerencias ¿Te gusta? Imprimir Actualizada 18/10/2017 14:56 © 2000-2017 Ajuntament de Benicarló