Las playas de Benicarló, a punto para la temporada de verano

18/06/2019

El drenaje del puerto ha permitido renovar con más de 22.000 metros cúbicos la arena de la playa del Morrongo. La temporada se alargará hasta el 6 de octubre.

El concejal del Ayuntamiento de Benicarló, Ilde Añó, ha detallado los trabajos de mejora que se han llevado a cabo en las playas de Benicarló, que ya se encuentran en plena temporada de verano. Añó ha destacado que «la puesta a punto de las playas fue una prioridad del anterior equipo de gobierno y lo continuará siendo» y ha subrayado que «las playas son un reclamo turístico de primer orden y las tenemos que tener en perfectas condiciones».

Una de las principales novedades es la renovación de la arena de la playa del Morrongo, donde se han abocado 22.000 metros cúbicos procedentes del drenaje del puerto que se llevó a cabo a finales de 2018. En esta misma playa también se han instalado vestuarios, duchas y lavapiés y se han sustituido los focos por luminarias de led. La playa también cuenta con una zona de sombreado y zona de juegos para los niños.

En cuanto a la Caracola, los trabajos se han centrado en la nivelación de la arena y la sustitución de los pilones metálicos por unos de hormigón. En la zona norte, desde Surrac hasta Aiguadoliva, los trabajos de limpieza se han tenido que hacer a mano por la imposibilidad de acceso de las máquinas. En cuanto a la playa de perros del Barranquet, se ha instalado una fuente, fruto de la demanda de los usuarios.

Ilde Añó ha querido poner énfasis en que «este ha sido un año especialmente complicado para las playas por los temporales y las lluvias torrenciales de finales de 2018, que afectaron especialmente al Morrongo y la Caracola». Añó ha remarcado que «durante todo el año hemos ido haciendo tareas de limpieza y desbrozamiento, ahora, de cara a la temporada fuerte, ya contamos con cuatro operarios dedicados exclusivamente y diariamente al mantenimiento de las playas».

El concejal ha recordado que el Ayuntamiento de Benicarló tiene en vigor una ordenanza que regula el horario de instalación de sombrillas y toallas en la playa y que «cumplir esta normativa es imprescindible para facilitar los trabajos de limpieza de las playas».

La temporada, en marcha desde el 1 de junio, se alargará hasta el 6 de octubre.